Jardines rústicos: qué son y cómo se hacen

jardin rustico, jardin provenzal, xerojardin, piedras para jardin

Jardines rústicos: qué son y cómo se hacen

¿Sabes qué es un jardín de estilo rústico? ¿Sabrías diferenciar un jardín rústico de un xerojardín? Hoy queremos hablarte más sobre una tendencia de paisajismo que está pegando fuerte: los jardines de estilo rústico. Vamos a dejarte claro cuales son sus principales características, con qué elementos combinarlos y cómo diseñar este tipo de jardines. ¿Comenzamos?

 

¿Qué es un jardín rústico?

jardin rustico, jardin provenzal, xerojardin, piedras para jardin

Comencemos dejando claro qué es esto de un jardín rústico. Si preguntas a neófitos de la jardinería te dirán que es un jardín de secano, en el que las plantas se dejan crecer a su aire sin que intervenga la mano del hombre. Pues bien, esto es un concepto totalmente erróneo.

 

Un jardín rústico es como un trampantojo, no es para nada lo que parece. Y es precisamente ahí donde reside su encanto, es un jardín creado con esmero por el hombre en el que se busca imitar a la naturaleza. Es decir, un jardín rústico es un jardín pensado, meditado, plantado y cuidado para que parezca que no ha intervenido la mano del hombre en él.

 

Diseño de jardines rústicos

jardin rustico, jardin provenzal, xerojardin, piedras para jardin

¿Te gustaría saber cómo diseñar tu propio jardín rústico? La verdad es que la mayoría de personas piensan que estos jardines no entrañan dificultad alguna, ni en el replanteo ni en los cuidados, pero están equivocados.

 

Para diseñar un jardín rústico lo primero que debemos tener en cuenta es el terreno y el clima en el que va a estar ubicado. Y esto tiene mucho que ver con el concepto equivocado que mucha gente tiene de los jardines rústicos. La mayoría de personas asocian el jardín rústico a los xerojardines, pero no tienen nada que ver entre ellos.

 

En el caso de los xerojardines se trata de aprovechar plantas y flores que no necesitan demasiada agua para sobrevivir, y esto no tienen nada que ver con el concepto del jardín rústico, ya que puedes tener un jardín de cactus muy estructurado y perfecto y un jardín lleno de hortensias y rosas de estilo rústico. (¿Te gustaría saber más sobre la xerojardinería?)

 

A la hora de diseñar el jardín rústico, al igual que sucede con el diseño de cualquier tipo de jardín, hay algunas cosas que debes tener claras desde el principio:

  • El terreno donde se ubicará y las características del mismo,
  • Los recursos hídricos disponibles,
  • Composición del terreno donde irá ubicado,
  • Elementos existentes que debamos integrar

 

Una vez valorados todos estos principios base ya podemos diseñar nuestro jardín de estilo rústico como lo haríamos con cualquier otro estilo de jardín: teniendo en cuenta los caminos, los espacios para plantas, el mobiliario, etc. ( ¿Quieres saber 12 claves sobre cómo diseñar un jardín?)

Lo que es muy importante es hacer un croquis antes de comenzar con la plantación, ya que el jardín rústico tiene un estilo muy característico y debe seguir ciertas pautas:

  • No puede tener elementos de estilo moderno
  • Los caminos siempre en grava, con madera, adoquines de barro, canto rodado, etc.
  • Las plantas deben tener las mismas necesitades hídricas (por mucho que te gusten no puedes plantar lavandas y hortensias juntas, moriría una de las dos especies por defecto o exceso de agua)
  • Nada de incluir acero o cristal en el diseño de tu jardín, solo aptos elementos naturales como piedra, cerámica, madera, esparto, algodón, etc.
  • Infórmate bien antes de comenzar, consulta a un paisajista o a tu centro de jardinería habitual. Ellos te asesorarán sobre las especies que debes plantar y los cuidados que requieren cada una de ellas.
  • Incluye siempre la piedra en tus proyectos: desde gaviones hasta grava para los caminos, piletas o muretes de contención. La piedra es un elemento básico si quieres tener un precioso jardín de estilo rústico. (¿Quieres conocer nuestra gama de piedras para jardín?)

 

 

Decoración de jardines rústicos

jardin rustico, jardin provenzal, xerojardin, piedras para jardin

Una de las cosas que más gustan de la decoración de los jardines rústicos es ese aire a viejo y desgastado, bohemio y un poco chic que poseen. Es como si este tipo de jardines llevasen anclados en el tiempo décadas, como si estuvieran un poco abandonados, ¿no te parece?

Aunque no lo creas cada elemento que compone el jardín está pensado y meditado para que esté en armonía con el conjunto, creando ese aspecto descuidado y bucólico que tanto gusta. Pero, ¿cómo conseguirlo?

 

Como te decíamos anteriormente, piensa siempre en tu jardín como un conjunto. No puedes ir añadiendo cualquier objeto viejo que te vayas encontrando solo porque te gusta. Acabarás con un trozo de terreno lleno de trastos viejos susceptible de que un cazatesoros venga a preguntarte si vendes esas sillas que tienes en tu descuidado jardín. Si quieres tener un jardín rústico debes decorarlo siguiendo un patrón y de manera coherente.

 

¿Te vas de viaje y encuentras un bonito carrillón artesano? Pues cuélgalo en la entrada, pero nada de elementos grandes y estridentes. Añadir sí, pero cosas pequeñas y pocas. Piensa que los jardines están pensados para perdurar en el tiempo y si no llevas cuidado a la hora de añadir elementos te encontrarás con un espacio lleno de cachibaches en pocos años.

 

Ahora que los principios están claros debes tener en cuenta qué elementos decorativos puedes añadir en tu jardín rústico:

  • Mobiliario: siempre en madera natural del tipo pino, olivo o roble. Las maderas tropicales no sirven para estos jardines.
  • Coordinación de elementos: si tienes una casa de estilo ultramoderno no tiene mucho sentido que tu jardín sea de estilo rústico. Estos jardines son perfectos para complementar casas de piedra, con paredes de cal…intenta que tu jardín rústico complemente a una edificación típica de la zona donde lo vayas a ubicar.
  • Fuentes: aunque te gusten esas fuentes de estilo moderno, con cascadas de acero corten y canto rodado sentimos decirte que no son las más apropiadas para un jardín rústico. ¿Las ideales? Recupera una pileta de piedra u hormigón antigua, una fuente de piedra artificial o incluso un abrevadero. Estos son perfectos para aportar un toque de agua en tu jardín.
  • Iluminación: olvídate por completo de los leds, iluminación perimetral y demás. Aquí lo que queda bien son las bombillas de toda la vida. Si quieres poner farolas las de estilo antiguo, tipo fundición son perfectas. Para el porche, lámparas de estilo candil aportarán un toque de calidez.
  • Piscina: si todavía no tienes una pero estás en ello, las de estilo alberca son perfectas para estos jardines. Otras que quedan genial son las piscinas ecológicas, o pound pool, que básicamente son estanques artificiales. Si por el contrario ya cuentas con una piscina lo ideal es que intentes integrarla en el conjunto jugando con los elementos: mobiliario de piscina, macetas, pérgolas, etc.

 

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Once − 7 =