Pavimentos drenantes: la alternativa sostenible del suelo urbano.

Pavimentos drenantes: la alternativa sostenible del suelo urbano.

Cambio climático, subida de las temperaturas, riadas… Si sigues las noticias ya te habrás dado cuenta de que, desde hace unos años, está incrementándose el número de inundaciones en suelo urbano. Esto es en gran medida por la forma de construir que tenemos, por la manera de urbanizar sin pensar en el futuro.

¿Te gustaría conocer una alternativa sostenible para mejorar tu entorno urbano? Pues tenemos la solución perfecta: los pavimentos drenantes.

La importancia de los suelos urbanos permeables para el medio ambiente.

Está claro que, aunque algunos dirigentes se nieguen a reconocerlo, el cambio climático se está agudizando cada día que pasa. Está afectando a todo el mundo, en todos los entornos, aunque en algunos de ellos es más evidente que en otros.

Unos de los grandes afectados son los países industrializados y sus ciudades. En todas ellas, en mayor o menor medida, cada día se hace más evidente el problema medioambiental.

En gran parte esto se debe a un problema de base, de planteamiento del concepto de ciudad. Éste probablemente estaba acorde con las expectativas de las ciudades de hace un siglo. De hecho, el problema actual no se podía haber previsto hace 50 o 60 años, cuando tuvo lugar el Boom de la migración del medio rural y la expansión de las ciudades. Lo que está claro es que, hoy en día ese antiguo concepto de ciudad no tiene cabida en nuestra forma de vida ni las necesidades actuales, por no decir de las futuras.

El futuro de las ciudades pasa por hacer de ellas entornos más sostenibles, más amables con el entorno, con sus habitantes y en el que el respeto al medio ambiente forme parte de este planteamiento desde la base.

La necesidad de crear entornos urbanos sostenibles.

Uno de los grandes problemas urbanísiticos actuales que está afectando a nuestro medio ambiente es el suelo. Nuestras ciudades están construídas sobre una superficie impermeable, que no permite la oxigenación del suelo y, por ende, conlleva a su inutilización.

Esto hace 50 o 60 años se creyó una solución perfecta para urbanizar, y probablemente entonces lo fuera, pero desde entonces todo el medio urbano ha cambiado mucho y con él sus problemas y necesidades.

En otros países de nuestro entorno han encontrado una solución a este problema: la instalación de pavimentos drenantes.

Desde hace unos años, países como Reino Unido o Alemania están poniendo normativas sobre formas de urbanizar que sean respetuosas con el medio ambiente. En ellos, es muy habitual encontrar grandes espacios en los que se ha sustituído el asfalto y las losetas de cemento por suelos drenantes, los cuales permiten la oxigenación del suelo base y el drenaje natural de las aguas.

Este tipo de pavimentos están realizados con una mezcla de resinas y piedras de pequeña granulometría. Al ser completamente porosos permiten que se drene completamente todo el agua de lluvia y su aprovechamiento.

 

¿Dónde se instalan los pavimentos drenantes?

Los pavimentos drenantes suelen encontrarse en diferentes espacios, aunque los más habituales son:

  • En pequeños espacios particulares, como pasillos de acceso a fincas, instalaciones perimetrales de las viviendas, alrededor de piscinas, etc. En ellas el agua llega desde el inicio al suelo base, permitiendo seguir con el ciclo natural del agua.
  • En grandes espacios, como parques, explanadas, etc. En estos espacios se instalan sistemas de canalización y recogida de agua, aprovechándola para aguas grises, limpieza urbana, fuentes, etc.

Como ves, poco a poco se está consiguiendo que tanto gobiernos como particulares tomemos conciencia de nuestro entorno, de su vulnerabilidad y de que todos podemos poner algo de nuestra parte para conservarlo.

Esperemos que en poco tiempo seamos capaces de tomar medidas que nos permitan vivir en un entorno más saludable para nuestros hijos y unas ciudades más sostenibles para las futuras generaciones.

 

Sin Comentarios

Publicar un comentario

cinco × 2 =